FINESTRA , Asesores Financieros

FINESTRA MEXICO , Asesores Financieros mexico

FINESTRA MEXICO , Asesores Financieros mexico

FINESTRA MEXICO , Asesores Financieros mexico

Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra


Ahí viene la crisis…cuidadito


Franco Daniel Gómez


Cuando se avecina una crisis política, siempre me viene a la mente aquella vieja canción de María Victoria: “Cuidadito, cuidadito, cuidadito. Me vas a matar de un susto, y me asusto, porque yo sufro de corazón”.

Nunca nadie, menos el gobierno, está prevenido para una crisis generada por un desastre como lo fueron los terremotos del 7 y 19 de septiembre, incluso la infraestructura y las mismas personas son demasiado frágiles ante el poder de la naturaleza.

Los sismos no sólo generaron una crisis descomunal entre los habitantes de Chiapas, Oaxaca, Morelos, Puebla y Ciudad de México, sino también en el Gobierno Federal ante su imposibilidad de responder con prontitud a la necesidad de remover escombros y rescatar sobrevivientes, poner orden y sobre todo, responder efectivamente a un proyecto inmenso: pagar los $38,000 millones de pesos que costará la reconstrucción y darle certeza a las 150,000 familias que perdieron sus casas.

La crisis llegó a los partidos, quienes de inmediato fueron señalados por la ciudadanía al exigirles devolver el dinero que toman de los impuestos para sus campañas. La onda expansiva (a la par de los tiempos de campaña) provocó que se exhibieran los aspirantes independientes a la presidencia de 2018 y en unos días la política dio un vuelco.

El sismo comprometió a la política nacional a escuchar a la gente. El sismo abrió la guerra sucia y la exhibición de intereses mezquinos y chantajes disfrazados de unidad nacional. Fue entonces que entre los votantes y los políticos se abrió una grieta que se ensanchó, si alguien creía que el sueño de los candidatos independientes era inalcanzable, el sismo separó a los lejanos “pueblo” y “gobernantes”, aún más. Políticos en descrédito y personas buscando un castigo, hicieron el caldo de cultivo para reñir más el panorama político. Para todo eso no hubo prevención que valiera. Las coaliciones ahora huelen a traición, el gobierno a corrupción (Transparencia Internacional reveló en octubre que México es el país latinoamericano más corrupto), la izquierda ya no suena tan fácil como opción y los independientes tienen aíres de elegibilidad, que Margarita Zavala rompa con el PAN tiene sentido, ella generó el sismo y entre los panistas se replicó.

Informe Finestra

Nadie estaba preparado, así como muy pocos en México han previsto una desgracia con la compra de seguros: la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros en Jalisco, estima que 7 de cada 10 vehículos tienen seguro de daños a terceros. El INEGI asegura que en México el 77% de la población cuenta con la protección de alguna institución de Seguridad Social, el restante 23% recurre a sus ingresos para cubrir imprevistos, de esta cifra alrededor del 7% tiene contratada una póliza de gastos médicos.

¿Qué seguro tiene la política y los gobernantes? Ninguno. Lo que viene es una crisis de credibilidad y desazón que podrían llenar a los independientes, pero ¿qué harán los partidos para remendar los daños por el sismo? “Cuidadito, cuidadito, cuidadito”.

La Comisión Global de Economía y Clima presentó un estudio en octubre de 2016, en el se estimaba que se necesitan 90 billones de dólares en nueva infraestructura a nivel global, incluidas remodelaciones relacionadas a transporte público, energía y servicio de agua potable. En 30 años las pérdidas relacionadas a eventos relacionados con el tiempo, aumentaron 500% en Norteamérica y 150% en Sudamérica.

Por el cambio climático se estima que 26 millones de personas son empujadas a la pobreza, principalmente por eventos climáticos extremos. De acuerdo con datos del INEGI, actualmente hay cerca de $9,000 millones de pesos (aproximadamente $500 millones de dólares) en un fondo de desastres creado originalmente en 1996 y se espera que el próximo año se le asignen otros $6,000 millones de pesos ($331 millones de dólares).





Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra
Año 8 Vol. 11     1 de Noviembre de 2017
Informe Finestra

Informe Finestra

Ahí viene la crisis…cuidadito
Cuando se avecina una crisis política, siempre me viene a la mente aquella vieja canción de María Victoria: “Cuidadito, cuidadito, cuidadito. Me vas a matar de un susto, y me asusto, porque yo sufro de corazón”.

Nunca nadie, menos el gobierno, está prevenido para una crisis generada por un desastre como lo fueron los terremotos del 7 y 19 de septiembre, incluso la infraestructura y las mismas personas son demasiado frágiles ante el poder de la naturaleza.

Los sismos no sólo generaron una crisis descomunal entre los habitantes de Chiapas, Oaxaca, Morelos, Puebla y Ciudad de México, sino también en el Gobierno Federal ante su imposibilidad de responder con prontitud a la necesidad de remover escombros y rescatar sobrevivientes, poner orden y sobre todo, responder efectivamente a un proyecto inmenso: pagar los $38,000 millones de pesos que costará la reconstrucción y darle certeza a las 150,000 familias que perdieron sus casas.

La crisis llegó a los partidos, quienes de inmediato fueron señalados por la ciudadanía al exigirles devolver el dinero que toman de los impuestos para sus campañas. La onda expansiva (a la par de los tiempos de campaña) provocó que se exhibieran los aspirantes independientes a la presidencia de 2018 y en unos días la política dio un vuelco.

El sismo comprometió a la política nacional a escuchar a la gente. El sismo abrió la guerra sucia y la exhibición de intereses mezquinos y chantajes disfrazados de unidad nacional. Fue entonces que entre los votantes y los políticos se abrió una grieta que se ensanchó, si alguien creía que el sueño de los candidatos independientes era inalcanzable, el sismo separó a los lejanos “pueblo” y “gobernantes”, aún más. Políticos en descrédito y personas buscando un castigo, hicieron el caldo de cultivo para reñir más el panorama político. Para todo eso no hubo prevención que valiera. Las coaliciones ahora huelen a traición, el gobierno a corrupción (Transparencia Internacional reveló en octubre que México es el país latinoamericano más corrupto), la izquierda ya no suena tan fácil como opción y los independientes tienen aíres de elegibilidad, que Margarita Zavala rompa con el PAN tiene sentido, ella generó el sismo y entre los panistas se replicó.

Informe Finestra

Nadie estaba preparado, así como muy pocos en México han previsto una desgracia con la compra de seguros: la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros en Jalisco, estima que 7 de cada 10 vehículos tienen seguro de daños a terceros. El INEGI asegura que en México el 77% de la población cuenta con la protección de alguna institución de Seguridad Social, el restante 23% recurre a sus ingresos para cubrir imprevistos, de esta cifra alrededor del 7% tiene contratada una póliza de gastos médicos.

¿Qué seguro tiene la política y los gobernantes? Ninguno. Lo que viene es una crisis de credibilidad y desazón que podrían llenar a los independientes, pero ¿qué harán los partidos para remendar los daños por el sismo? “Cuidadito, cuidadito, cuidadito”.

La Comisión Global de Economía y Clima presentó un estudio en octubre de 2016, en el se estimaba que se necesitan 90 billones de dólares en nueva infraestructura a nivel global, incluidas remodelaciones relacionadas a transporte público, energía y servicio de agua potable. En 30 años las pérdidas relacionadas a eventos relacionados con el tiempo, aumentaron 500% en Norteamérica y 150% en Sudamérica.

Por el cambio climático se estima que 26 millones de personas son empujadas a la pobreza, principalmente por eventos climáticos extremos. De acuerdo con datos del INEGI, actualmente hay cerca de $9,000 millones de pesos (aproximadamente $500 millones de dólares) en un fondo de desastres creado originalmente en 1996 y se espera que el próximo año se le asignen otros $6,000 millones de pesos ($331 millones de dólares).




Contacto

Informe Finestra

Desarrollada por Centro Creativo