Dale un buen uso a tu tarjeta de crédito…

0

Cuando platico con algunas personas a cerca de tarjetas de crédito, casi siempre me dicen: “Ay no, son el diablo, yo cancelé todas, ya no quiero saber más de ellas, no sirven”. Otros solo hacen cara de angustia y reconocen que están muy endeudados y muy pocos tienen buena relación con ellas… La razón, falta de información y no las saben manejar.

Las tarjetas de crédito son una excelente herramienta financiera. Pero debes entender que es dinero prestado, no es una extensión de tu sueldo, las debes usar con responsabilidad y conocimiento.

Tanto para las personas que ya cuentan con una tarjeta de crédito, pero que no han sabido manejarla con mesura, como para aquellas que aún no la tienen, pero están interesadas en obtener una, es importante saber lo básico sobre ellas. Recuerda que una tarjeta de crédito es dinero que al final es prestado por el banco y que tendrás que pagar junto con comisiones e intereses, por lo tanto, gasta solamente lo que puedes pagar.

  1. La tarjeta de crédito tiene una fecha de corte y un día de pago. Debes tenerlo muy bien identificado.
  2. Si la usas al día siguiente que cortó, tienes más de cuarenta días para pagar. Es decir, si cortó el día 15 úsala el día 16.
  3. Programa los pagos de tu tarjeta de crédito junto con tus otros gastos mensuales como la renta, la luz, el agua, teléfono, colegiaturas; así podrás cumplir a tiempo con estos pagos sin que te cobren recargos.
  4. Es mucho mejor si haces los pagos de la tarjeta de crédito antes de la fecha límite, así el cálculo de los intereses que te cobrará el banco será sobre un monto menor y evitará que te cobren intereses moratorios.
  5. No utilices tu tarjeta para pagar a plazos a menos que sea a meses sin intereses y tu compra tenga un tiempo de vida mayor a los meses que te tomará pagarlas.
  6. Evita la tentación de tener más de dos tarjetas. Maneja un máximo de dos tarjetas de crédito, una para los gastos diarios como el súper, la gasolina, el teléfono y paga el total de su saldo a fin de mes. Usa otra tarjeta en donde tengas tus planes a meses sin intereses. Recuerda que a mayor número de plásticos mayor es la probabilidad de que una persona pierda el control y termine pagando menos del total de su deuda. Esto incluye abusar de los tan gustados meses sin intereses.
  7. Nunca dejes de pagar tu tarjeta. El olvidar la fecha de pago tiene consecuencias que se reflejan en comisiones por pago tardío e intereses moratorios.
  8. Evita a toda costa las disposiciones de efectivo. Muchos usuarios piensan que es lo mismo sacar dinero de una tarjeta de crédito que de una de débito y olvidan que de entrada tendrán que pagar una comisión por disposición que va del 5 al 10% del monto dispuesto y después pagarán intereses diarios a una tasa que regularmente es todavía mayor a la tasa promedio de la tarjeta.

Un punto importante que tenemos que tomar en cuenta también, es que debemos buscar la que más se acomode a nuestro modo de vida, es decir, si viajas mucho, busca una tarjeta que te de millas o puntos según tus necesidades.

Y definitivamente si quieres comenzar un 2020 con finanzas sanas, es un paso que debes resolver, el usar de manera adecuada tus tarjetas. Una vez que lo tienes claro, son una excelente herramienta en tu día a día.

No es imposible, claro que se puede. ¡Comienza ya!