El remedio de la industria automotriz para combatir los efectos del COVID-19

1

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos (AMDA) y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), proponen una serie de acciones para reducir la pérdida de empleos y así evitar un mayor deterioro social ocasionado por el COVID-19 en México y el planeta. Se trata de una serie de medidas que suponen ayudar a sectores primordiales para la actividad económica del país, como la Industria Automotriz.

Son acciones de políticas públicas que proponen programas emergentes de créditos de liquidez para las empresas y así evitar la caída en la generación de ingresos y el despido de personal durante el tiempo que se mantenga la crisis; también proponen un programa diferenciado según el tamaño de las empresas con subsidios para micro y pequeñas empresas.

En una misiva enviada al Primer Mandatario, este organismo sugiere signar un acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para modificar temporalmente los lineamientos de calificación crediticia a efecto de no castigar créditos, así como contar con subsidios focalizados para población vulnerable.

Pero quizás el antídoto más agresivo para mitigar los efectos colaterales de dicha pandemia, es la propuesta por la AMIA, de considerar la fecha de entrada en vigor del T-MEC, sobre todo en el capítulo de las Reglamentaciones Uniformes y la Regla de Origen Automotriz, hasta el 1 de enero del 2021, con el fin de darle tiempo a la industria para poder implementar las medidas de esta nueva reglamentación.

Este organismo sostiene que para salir adelante de esta situación, será importante tomar medidas a mediano y largo plazo para restablecer el rumbo de la economía y del bienestar social como asegurar la operación continua de las aduanas para garantizar el flujo de mercancías de importación y exportación así como la aplicación de medidas que ayuden a reactivar al mercado interno, con nuevas medidas regulatorias a la importación de vehículos usados y vehículos ilegales, los llamados
autos chocolate, entre otras medidas.

El remedio

  • Pactos de Política fiscal
  • Acelerar la devolución del IVA.
  • Posponer los términos para la declaración anual de impuestos.
  • Reanudar la práctica de la compensación universal.
  • Acelerar la depreciación de activos para promover inversiones.
  • Reconsiderar la fecha de entrada en vigor del T-MEC.
  • Asegurar la operación continua de las aduanas.
  • Apoyo financiero a la cadena productiva.
  • Cambios a las Normas Oficiales Mexicanas.
  • Deducibilidad en el ISR hasta 350 mil pesos en la adquisición de vehículos.
  • Exentar al menos un año del pago del ISAN.